Windows XP. Elemental

Windows es un sistema operativo, es decir, un programa sobre el cual descansan todos los demás y sin el cual no funciona el ordenador y por lo tanto sin él no se pueden ejecutar el resto de los programas. Por ello es el primero que se carga cuando se enciende el ordenador. Se encarga entre otras cosas de permitir la comunicación entre el usuario y el PC y del funcionamiento de todos los componentes del ordenador, tanto de hardware como de software.

Entrar y salir de Windows XP

  • Entrar : Encenderemos el ordenador y después de un tiempo (más o menos largo, dependiendo del ordenador y del tipo de software instalado) aparecerá ante nosotros el ESCRITORIO desde donde se controlan y realizan todas las operaciones.

Escritorio de Windows XP

Para salir (apagar el ordenador) no debemos pulsar el interruptor directamente sino que debemos seguir los siguientes pasos: a)Botón inicio, b) Apagar equipo, c)Apagar/reiniciar.

*Si apagamos el ordenador directamente corremos el riesgo de perder los datos de los últimos ficheros utilizados por las aplicaciones.

Escritorio

El escritorio es el punto de partida, será la pantalla de inicialización y de finalización de Windows 95/98. Está compuesto por el tapiz, que puede ser modificado, iconos de programas, carpetas, la barra de tareas y ventanas.

Barra de tareas:

Es una barra en principio horizontal, su posición y tamaño es modificable, que presenta tres zonas diferentes inicialmente además tiene posibilidades y zonas ampliadas.

  • Botón Inicio: permite acceder a todos los programas instalados.
  • Botones con cada una de las aplicaciones que se está ejecutando, permite cambiar de una aplicación a otra haciendo click sobre el botón del programa deseado, además de dar información sobre cuales son las aplicaciones ejecutadas en cada momento.
    Area de notificación: en esta zona se muestra la hora (si dejamos el ratón sobre la hora nos aparecerá un recuadro con la fecha), y programas residentes como el control de impresión, conexión vía módem, controladores de la tarjeta de vídeo etc.

Iconos:

Dibujos de reducido tamaño que se utilizan para representar objetos de Windows, ya sea un programa, una carpeta, un documento, un ordenador, una unidad de disco etc. Haciendo doble clic sobre ellos se accede al programa, carpeta, unidad, PC, impresora o documento que representan ( cuando se trata de un archivo es preciso que el tipo este reconocido por Windows, si no ,Windows nos pedirá que le indiquemos que programa queremos emplear para abrir dicho archivo).

Ventanas:

Cerrar

Las ventanas son el medio que utiliza Windows para presentar la información y ejecutar los programas. Nos encontramos con dos tipos de ventanas.

Ventanas de programa

  • Ventanas de dialogo (letreros de dialogo) con botones de aceptar, cancelar y ayuda. Sirven para introducir datos o para ofrecernos información de algún tipo. Este tipo de ventanas presenta una serie de elementos como cajas de texto, cajas de lista, botones de radio etc., que nos permiten introducir datos y elegir opciones.

En las ventanas podemos distinguir los siguientes elementos:

  • Barra de titulo: es la parte superior de la ventana, en ella aparecen, en la parte izquierda el nombre del programa y en la parte derecha tres pequeños botones cuyas funciones son, minimizar, maximizar/restaurar y cerrar la ventana.
  • Línea de menús: nos permite acceder a los comandos del programa (los que nos permiten hacer cosas como copiar, borrar, crear archivos etc.)
  • Barra de herramientas: nos permite acceder a los comandos de forma fácil e intuitiva representando estos mediante iconos en botones.
  • Barras de desplazamiento: permiten visualizar partes de lo contenido en la ventana que permanecen ocultas debido al tamaño de la ventana.
  • Barra de estado: muestra información sobre lo que estamos haciendo, depende esta información del tipo de aplicación que estemos utilizando.

Con las ventanas podemos realizar las siguiente operaciones básicas:

  • Cerrar
  • Minimizar
  • Maximizar/restaurar
  • Mover. Situando el curso del ratón sobre la barra de título y manteniendo pulsado el botón izquierdo del ratón, veremos que al desplazar el ratón se mueve la ventana.
  • Cambiar el tamaño. Al situar el cursor del ratón en los bordes de la ventana, observaremos que este cambia de forma (flecha de dos puntas) si mantenemos pulsado el botón izq. del ratón y movemos éste, comprobaremos como la ventana cambia de tamaño.

Accesos directos:

Son unos iconos que representan a un objeto, en un lugar donde no está realmente, por ejemplo un programa (Word) se encuentra en una carpeta determinada del disco duro pero no en el escritorio donde lo que hay es un acceso directo al programa. El acceso directo sirve para acceder de forma rápida y cómoda a un objeto determinado. Al borrar el acceso directo no se borra el programa, documento, carpeta etc.  al que se accedía. Lo más habitual es crear un acceso directo en el escritorio lo cual podemos hacer siguiendo unos sencillos pasos:

  • Pulsamos el botón derecho del ratón en una zona del escritorio donde no haya nada y se nos desplegará un menú de opciones.
  • Elegimos la opción nuevo y después acceso directo.
  • Windows nos pedirá que localicemos el objeto al cual queremos acceder, lo cual haremos directamente (escribiendo la ruta )o examinando. Y ya tenemos hecho un acceso directo. No sin antes elegir un nombre y un icono (si es necesario) para el acceso directo.

También podemos crear un acceso directo arrastrando al escritorio o a otro lugar el icono correspondiente a un programa.

Propiedades de un acceso directo.

Como he dicho anteriormente, un acceso directo es una representación gráfica de un objeto que facilita el acceso a ese objeto.
Algunas de las características del comportamiento de los accesos directos son inalterables, mientras que otras se pueden personalizar mediante la hoja de propiedades del mismo. Por lo que tienes que saber lo siguiente:

  • Si eliminas o borras un acceso directo el programa o documento al que enlazaba no es borrado.
  • Si mueves ese acceso directo a otra ubicación dentro de Windows, automáticamente cambiara él vinculo.

La otra diferencia fundamental que existe entre un objeto y su acceso directo radica, precisamente, en que un acceso directo también es un objeto en sí mismo y, por tanto, tiene su propio menú emergente. También se diferencia por su hoja de propiedades que tiene tres pestañas. La primera se llama General y contiene los datos propios del archivo del acceso directo; la segunda (Acceso directo) además de proporcionarle la información sobre el acceso directo, también permite establecer algunas de las características que a continuación explico:

  • Destino: Establecer vía de acceso al programa o documento. No se debe cambiar.
  • Iniciar en: Establece la vía de acceso de archivos complementarios al documento o programa principal. Es la misma que destino.
  • Teclas de método abreviado: Para poder ejecutarlo con una combinación de teclas.
  • Ejecutar: La forma de ejecución del acceso directo.
  • Buscar destino: Buscar el programa o documento de forma rápida.
  • Cambiar icono: Si no nos gusta el icono que tiene y lo deseamos cambiarlo.
  • Propiedades avanzadas: Podemos ejecutar el programa como otro usuario o en otro espacio de memoria.

La tercera pestaña (Compatibilidad) permite cambiar el modo en que se ejecuta el programa al que se accede a través del acceso directo, de esta manera se puede hacer que un programa que en principio no funcionara en Windows XP lo haga, podemos simular que es Windows 95, reducir el número de colores o la resolución de pantalla.

Consejos para trabajar con accesos directos.

Hasta ahora hemos visto gran cantidad de teoría sobre este tema, pero poca practica. Ya es hora de empezar con la practica, pero siempre que empecemos a realizar este tipo de trabajo nos surgirán dudas. A continuación te doy una lista de los posibles accesos directos que puedes crear:

  • Programas que utilicemos mas habitualmente.
  • Acceso a las unidades de trabajo.
  • Impresoras.

La idea es que crees estos accesos directos en el escritorio de Windows, ya que esto facilitara el acceso a los programas más habituales que utilizaremos. Para ello tienes que saber primero que programas, impresoras y unidades quieres que contengan accesos directos y cuales no. Por eso, es una decisión de cada uno.


Papelera de reciclaje:

Es otro elemento que se encuentra presente en el escritorio, se trata de una herramienta muy útil que tiene una doble misión:
1.- Borrar objetos: Si se arrastra un objeto a la papelera éste se borra. También se puede mandar un objeto a la papelera seleccionándolo y pulsando la tecla supr o pulsando el botón derecho del ratón sobre el objeto que deseemos borrar y eligiendo la opción eliminar que nos aparece en el menú contextual.
2.- Recuperar objetos borrados: La papelera mantiene de forma temporal los objetos borrados, para que el usuario pueda recuperarlos. Para poder recuperar algún objeto deberemos abrir la papelera (haciendo doble clic sobre el icono de la misma ) buscar el objeto que deseamos recuperar y elegir la opción restaurar del menú archivo o simplemente pulsar sobre la frase recuperar archivo.

Ventana de la papelera en Win XP.

Nota 1: Si queremos borrar algo definitivamente bastará con mantener pulsada la tecla shift mientras eliminamos un objeto.
Nota 2: También podemos vaciar la papelera (ya no podremos recuperar lo que hemos borrado) para liberar espacio en el disco duro.