Conversor de entidades HTML

¿Qué hacer cuando no aparece el código HTML?

Algo que me pasa cuando quiero enviar un post que incluye código html es que no aparece el código. Esto pasa porque los caracteres <> son interpretados literalmente. Osea si escribo algo como esto que os muestro en la imagen inferior, será interpretado tal cual, por lo que sólo se mostrará un hola.

Sabiendo esto es fácil saber que la solución es cambiar dichos caracteres por su código html correspondiente, es decir se reemplazan las etiquetas < y > por &lt; y &gt;. Pero si el código a convertir es muy grande, puede resultar un fastidio hacer esto manualmente, para ello recurro a este conversor de entidades HTML, tan solo he de poner código en la zona de texto a convertir y presionar el botón convertir.

Con esto ya es posible insertar el código y que se muestre como debe de ser.

Cómo anotación esto pasa incluso en WordPress, aunque en FlatPress utilizando la etiqueta [code] de BBCode esto no sucede. Pero yo tengo que utilizar el conversor porque uso la etiqueta <pre> para poder estilizar el código.

Windows XP. Elemental

Windows es un sistema operativo, es decir, un programa sobre el cual descansan todos los demás y sin el cual no funciona el ordenador y por lo tanto sin él no se pueden ejecutar el resto de los programas. Por ello es el primero que se carga cuando se enciende el ordenador. Se encarga entre otras cosas de permitir la comunicación entre el usuario y el PC y del funcionamiento de todos los componentes del ordenador, tanto de hardware como de software.

Entrar y salir de Windows XP

  • Entrar : Encenderemos el ordenador y después de un tiempo (más o menos largo, dependiendo del ordenador y del tipo de software instalado) aparecerá ante nosotros el ESCRITORIO desde donde se controlan y realizan todas las operaciones.

Escritorio de Windows XP

Para salir (apagar el ordenador) no debemos pulsar el interruptor directamente sino que debemos seguir los siguientes pasos: a)Botón inicio, b) Apagar equipo, c)Apagar/reiniciar.

*Si apagamos el ordenador directamente corremos el riesgo de perder los datos de los últimos ficheros utilizados por las aplicaciones.

Escritorio

El escritorio es el punto de partida, será la pantalla de inicialización y de finalización de Windows 95/98. Está compuesto por el tapiz, que puede ser modificado, iconos de programas, carpetas, la barra de tareas y ventanas.

Barra de tareas:

Es una barra en principio horizontal, su posición y tamaño es modificable, que presenta tres zonas diferentes inicialmente además tiene posibilidades y zonas ampliadas.

  • Botón Inicio: permite acceder a todos los programas instalados.
  • Botones con cada una de las aplicaciones que se está ejecutando, permite cambiar de una aplicación a otra haciendo click sobre el botón del programa deseado, además de dar información sobre cuales son las aplicaciones ejecutadas en cada momento.
    Area de notificación: en esta zona se muestra la hora (si dejamos el ratón sobre la hora nos aparecerá un recuadro con la fecha), y programas residentes como el control de impresión, conexión vía módem, controladores de la tarjeta de vídeo etc.

Iconos:

Dibujos de reducido tamaño que se utilizan para representar objetos de Windows, ya sea un programa, una carpeta, un documento, un ordenador, una unidad de disco etc. Haciendo doble clic sobre ellos se accede al programa, carpeta, unidad, PC, impresora o documento que representan ( cuando se trata de un archivo es preciso que el tipo este reconocido por Windows, si no ,Windows nos pedirá que le indiquemos que programa queremos emplear para abrir dicho archivo).

Ventanas:

Cerrar

Las ventanas son el medio que utiliza Windows para presentar la información y ejecutar los programas. Nos encontramos con dos tipos de ventanas.

Ventanas de programa

  • Ventanas de dialogo (letreros de dialogo) con botones de aceptar, cancelar y ayuda. Sirven para introducir datos o para ofrecernos información de algún tipo. Este tipo de ventanas presenta una serie de elementos como cajas de texto, cajas de lista, botones de radio etc., que nos permiten introducir datos y elegir opciones.

En las ventanas podemos distinguir los siguientes elementos:

  • Barra de titulo: es la parte superior de la ventana, en ella aparecen, en la parte izquierda el nombre del programa y en la parte derecha tres pequeños botones cuyas funciones son, minimizar, maximizar/restaurar y cerrar la ventana.
  • Línea de menús: nos permite acceder a los comandos del programa (los que nos permiten hacer cosas como copiar, borrar, crear archivos etc.)
  • Barra de herramientas: nos permite acceder a los comandos de forma fácil e intuitiva representando estos mediante iconos en botones.
  • Barras de desplazamiento: permiten visualizar partes de lo contenido en la ventana que permanecen ocultas debido al tamaño de la ventana.
  • Barra de estado: muestra información sobre lo que estamos haciendo, depende esta información del tipo de aplicación que estemos utilizando.

Con las ventanas podemos realizar las siguiente operaciones básicas:

  • Cerrar
  • Minimizar
  • Maximizar/restaurar
  • Mover. Situando el curso del ratón sobre la barra de título y manteniendo pulsado el botón izquierdo del ratón, veremos que al desplazar el ratón se mueve la ventana.
  • Cambiar el tamaño. Al situar el cursor del ratón en los bordes de la ventana, observaremos que este cambia de forma (flecha de dos puntas) si mantenemos pulsado el botón izq. del ratón y movemos éste, comprobaremos como la ventana cambia de tamaño.

Accesos directos:

Son unos iconos que representan a un objeto, en un lugar donde no está realmente, por ejemplo un programa (Word) se encuentra en una carpeta determinada del disco duro pero no en el escritorio donde lo que hay es un acceso directo al programa. El acceso directo sirve para acceder de forma rápida y cómoda a un objeto determinado. Al borrar el acceso directo no se borra el programa, documento, carpeta etc.  al que se accedía. Lo más habitual es crear un acceso directo en el escritorio lo cual podemos hacer siguiendo unos sencillos pasos:

  • Pulsamos el botón derecho del ratón en una zona del escritorio donde no haya nada y se nos desplegará un menú de opciones.
  • Elegimos la opción nuevo y después acceso directo.
  • Windows nos pedirá que localicemos el objeto al cual queremos acceder, lo cual haremos directamente (escribiendo la ruta )o examinando. Y ya tenemos hecho un acceso directo. No sin antes elegir un nombre y un icono (si es necesario) para el acceso directo.

También podemos crear un acceso directo arrastrando al escritorio o a otro lugar el icono correspondiente a un programa.

Propiedades de un acceso directo.

Como he dicho anteriormente, un acceso directo es una representación gráfica de un objeto que facilita el acceso a ese objeto.
Algunas de las características del comportamiento de los accesos directos son inalterables, mientras que otras se pueden personalizar mediante la hoja de propiedades del mismo. Por lo que tienes que saber lo siguiente:

  • Si eliminas o borras un acceso directo el programa o documento al que enlazaba no es borrado.
  • Si mueves ese acceso directo a otra ubicación dentro de Windows, automáticamente cambiara él vinculo.

La otra diferencia fundamental que existe entre un objeto y su acceso directo radica, precisamente, en que un acceso directo también es un objeto en sí mismo y, por tanto, tiene su propio menú emergente. También se diferencia por su hoja de propiedades que tiene tres pestañas. La primera se llama General y contiene los datos propios del archivo del acceso directo; la segunda (Acceso directo) además de proporcionarle la información sobre el acceso directo, también permite establecer algunas de las características que a continuación explico:

  • Destino: Establecer vía de acceso al programa o documento. No se debe cambiar.
  • Iniciar en: Establece la vía de acceso de archivos complementarios al documento o programa principal. Es la misma que destino.
  • Teclas de método abreviado: Para poder ejecutarlo con una combinación de teclas.
  • Ejecutar: La forma de ejecución del acceso directo.
  • Buscar destino: Buscar el programa o documento de forma rápida.
  • Cambiar icono: Si no nos gusta el icono que tiene y lo deseamos cambiarlo.
  • Propiedades avanzadas: Podemos ejecutar el programa como otro usuario o en otro espacio de memoria.

La tercera pestaña (Compatibilidad) permite cambiar el modo en que se ejecuta el programa al que se accede a través del acceso directo, de esta manera se puede hacer que un programa que en principio no funcionara en Windows XP lo haga, podemos simular que es Windows 95, reducir el número de colores o la resolución de pantalla.

Consejos para trabajar con accesos directos.

Hasta ahora hemos visto gran cantidad de teoría sobre este tema, pero poca practica. Ya es hora de empezar con la practica, pero siempre que empecemos a realizar este tipo de trabajo nos surgirán dudas. A continuación te doy una lista de los posibles accesos directos que puedes crear:

  • Programas que utilicemos mas habitualmente.
  • Acceso a las unidades de trabajo.
  • Impresoras.

La idea es que crees estos accesos directos en el escritorio de Windows, ya que esto facilitara el acceso a los programas más habituales que utilizaremos. Para ello tienes que saber primero que programas, impresoras y unidades quieres que contengan accesos directos y cuales no. Por eso, es una decisión de cada uno.


Papelera de reciclaje:

Es otro elemento que se encuentra presente en el escritorio, se trata de una herramienta muy útil que tiene una doble misión:
1.- Borrar objetos: Si se arrastra un objeto a la papelera éste se borra. También se puede mandar un objeto a la papelera seleccionándolo y pulsando la tecla supr o pulsando el botón derecho del ratón sobre el objeto que deseemos borrar y eligiendo la opción eliminar que nos aparece en el menú contextual.
2.- Recuperar objetos borrados: La papelera mantiene de forma temporal los objetos borrados, para que el usuario pueda recuperarlos. Para poder recuperar algún objeto deberemos abrir la papelera (haciendo doble clic sobre el icono de la misma ) buscar el objeto que deseamos recuperar y elegir la opción restaurar del menú archivo o simplemente pulsar sobre la frase recuperar archivo.

Ventana de la papelera en Win XP.

Nota 1: Si queremos borrar algo definitivamente bastará con mantener pulsada la tecla shift mientras eliminamos un objeto.
Nota 2: También podemos vaciar la papelera (ya no podremos recuperar lo que hemos borrado) para liberar espacio en el disco duro.

El correo electronico

El correo electrónico

Introducción

El correo electrónico, junto con el www, es el servicio más utilizado de los que ofrece Internet. También llamado e-mail(del inglés electronic-mail, correo electrónico), ofrece muchas ventajas frente al correo tradicional, como:

    • Rapidez: los mensajes de correo electrónico llegan a cualquier parte del mundo en unos pocos minutos
    • Bajo coste: El coste de un correo electrónico es muy bajo, y además no depende del país del mundo al que se envía.
    • Fiabilidad: los mensajes de correo electrónico no suelen perderse. Si por alguna razón el correo no llegara a su destinatario, el propio sistema le comunica al remitente, que su mensaje no ha podido ser entregado.

Funcionamiento del correo electrónico

Para poder utilizar el correo electrónico, sólo es necesario tener una aplicación de correo electrónico instalada en el ordenador, y una conexión a internet. Los dos programas navegadores más conocidos, (Internet Explorer y Netscape), proporcionan cada uno una de estas aplicaciones de correo electrónico Outlook Express en caso de Internet Explorer y Netscape Messenger en el caso de Netscape.
Como todas las utilidades de Internet, el correo electrónico necesita de un servidor que permita el envío y recepción de mensajes. En el caso del correo electrónico, es necesario un servidor para la recepción y otro diferente para el envío, ya que ambos utilizan protocolos diferentes.

SMTP

SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) es el protocolo utilizado para el envío de mensajes a través de la red. El servidor que se ocupa de enviar nuestros mensajes, también recibe el nombre de este protocolo, Servidor de SMTP.
SMTP es uno de los protocolos que forman parte de la familia TCP/IP, y está pensado para enviar mensajes cuyo contenido es exclusivamente texto ASCII, por lo que en un principio no admitía el envío de archivos binarios.
Si un usuario deseaba enviar archivos adjuntos a través del correo electrónico, debía codificarlo en el formato adecuado, y el usuario que lo recibía, tenía que hacer el proceso a la inversa para poder acceder a ese archivo, lo cual era un proceso bastante complicado para la mayoría de los usuarios.
Para facilitar la tarea de codificación / decodificación, en 1992 apareció un nuevo estándar, el MIME (Multipurpose Internet Mail Extensión, extensión multipropósito para el correo en internet).
Las aplicaciones de correo electrónico actuales, ya integran este estándar MIME, de manera que cuando el usuario envía o recibe un archivo binario a través del correo electrónico, la codificación / decodificación precisa se realiza de manera automática por el programa, sin que la intervención del usuario sea requerida en este proceso.

POP

Debido a que el usuario no está permanentemente conectado a Internet, es necesario un buzón donde se puedan almacenar los mensajes dirigidos a él, y al que pueda acceder para recuperar los mensajes recibidos. POP (Post Office Protocol, protocolo de Oficina de Correos) hace referencia la protocolo y por tanto también al servidor que realiza esta tarea, es decir, que actúa como buzón de correos.

Funcionamiento del correo electrónico

Cuando pulsamos el botón de “Enviar”, nuestro correo electrónico se transmite directamente al servidor SMTP que tengamos configurado en nuestro programa de correo.
Éste servidor, analizará la dirección de destino y mediante el protocolo SMTP enviará directamente el mensaje al buzón de correo del destinatario, es decir a un espacio de reservado para el destinatario en un servidor POP.

Estos mensajes permanecen almacenados en el servidor POP hasta que el destinatario se conecta a Internet, y en su programa de correo pulsa el botón “Recibir”. En ese momento, los mensajes le serán enviados a su ordenador utilizando el protocolo POP. Cuando el usuario ha recibido todos sus mensajes, estos serán borrados  del servidor POP (salvo que en la configuración de su programa el usuario haya activado la opción “dejar una copia de los mensajes en el servidor”)

Conceptos básicos

Agente de Usuario (User Agent)

Se denomina agente de usuario (User Agent, UA) al programa que el usuario manera directamente, es decir a los programas lectores de correo electrónico. Los agentes de usuario son los programas que actúan de interfaz entre los servidores de Internet y el usuario, permitiéndole crear nuevos correos, leer los que recibe, borrarlos, almacenarlos en carpetas, etc.

Respuesta (reply)

Si el mensaje que hemos leído requiere una respuesta, los agentes de usuario nos permite enviar una contestación a la misma dirección del remitente, incluso si lo deseamos, incluir en esta respuesta el mensaje original o parte de este.
Si respondo a un correo recibido, y este tenía archivos adjuntos, estos no serán reenviados junto con la respuesta. Sólo se enviará de nuevo el texto del mensaje.

Reenvío (forward)

Un mensaje que se haya recibido recibido puede ser reenviado (forward) a otro destinatario. Si el mensaje tenía archivos adjuntos, estos también se reenviarán junto con el texto del mensaje.

Enviar copias (CC, Copy)

Los mensajes pueden ser enviados a una determinada dirección, pero también pueden enviarse copias del mismo mensaje a otras direcciones.
Cuando se hace esto, todos los destinatarios de los mensajes reciben la notificación de a quién se envió copia del mismo.
Si no se desea que nadie sepa del envío de una copia del mensaje a otros destinatarios, entonces debemos enviar una copia oculta o opia blindada del mismo (BCC, CCC, blind copy)

Partes de un mensaje

Al igual que los mensajes de correo tradicionales, que se componían de un sobre dentro del que se introducía el mensaje, los mensajes de correo electrónico tambián están formados por dos partes:
Cabecera: lo que sería equivalente al sobre en el correo tradicional. En ella se especifican todos los datos relacionados con la gestión del mensaje. Habitualmente se compone a su vez de los siguientes apartados:

    • Para (to): Dirección o direcciones de correo electrónico del o de los destinatarios
    • De (from): Dirección del remitente. Habitualmente esta dirección no es necesario escribirla en cada uno de los mensajes, sino que se especifica en el programa lector de correo, y este la insertará en cada uno de los mensajes que se envían.
    • Copia: Dirección o direcciones de los destinatarios que recibirán una copia del mensaje
    • Copia oculta o blindada: Dirección o direcciones de los destinatarios que recibirán una copia oculta del mensaje. Ninguno de los destinatarios añadidos en el para o en Copia recibirán notificación de las direcciones añadidas en copia oculta.
    • Asunto (subject)Asunto sobre el que trata el mensaje. No es necesario especificar un asunto para el mensaje, aunque es de gran ayuda para el destinatario que los mensajes que recibe tengan un asunto especificado, principalmente a la hora de clasificarlos para su almacenamiento.
    • Otras informaciones: En la cabecera del mensaje, también se incluyen otros datos como, si lleva o no archivos adjuntos, prioridad del mensaje, si se desea o no recibir acuse de recibo, etc.

Cuerpo: lo que en el correo tradicional se introducía dentro del sobre. Contiene el texto del mensaje en sí, y los ficheros que se envíen adjuntos.